viernes, 2 de julio de 2010

Ya he vuelto y sigo con el baúl...

Bueno, como os deje con la intriga, y sinceramente al día siguiente pensaba poner el resto y no lo hice...os pido perdón...pero es que he estado un mes de exámenes y no tenia ganas de na'. Por lo tanto continuo con las cosichuelas estas.

Como veis, lo de arriba es una bobina de hilo plateado, pero de un telar, ya que mi madre cuando era muy pequeñita empezó a trabajar en una fabrica de telas (allí conoció a mi padre,jejeje). Lo de abajo es un alfiletero de marfil y dos punzones de bordar, el de la izquierda hacía juego con el alfiletero, tenia un zapatito arriba, pero se rompió y se perdió, y era de mi bisabuela. El punzón de la derecha, que es de madera, es con el que mi madre aprendió a bordar.


A continuación os muestro una caja de fósforos y una cajita donde vienen dos barritas de cristal que se utilizaban para dar pomadas y para las pestañas.


Y aquí os presento una cajita sorpresa muy especial, sobre todo para mi madre que cada vez que la ve se pone muy melancólica.











Dentro de esta cajita hay guardadas bolitas de plomo diminutas. Estas bolitas se usaban para meter dentro de los bajos de los vestidos para que no tuvieran vuelo. Hay muchísimas y son muy graciosas...no se porque...

También hay botones de hojalata que mi bisabuela quitaba de los chaquetones que ya no servían por si le hacían falta para otras prendas, vamos lo típico.

Aquí os enseño el azabache puro que utilizaba mi abuela para hacer dibujos junto con abalorios y cuentas...

Y para muestra un botón, pero además de verdad. Este botón es muy especial, lo estaba haciendo mi abuela antes de morir y está tal cual lo dejó. Yo siempre que lo veo me la imagino, y eso que no la conoció ni mi madre. Me habría encantado conocerla y que me enseñara a bordar, a hacer punto...habría sido genial.


Y me despido enseñándoos una foto de mi madre que me encanta, porque creo que es la mejor manera de acabar este post.


4 comentarios:

  1. Ñaaaaaaaa!!!!!!!!! Me encanta esa cajaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué cosas más bonitas nos enseñas, me encanta el zapatito del alfilitero.
    Las madres y abuelas sí que tienen verdadera dedicación, hasta el final.

    ResponderEliminar
  3. Voy a empezar por el final impactante de tu post:
    ¡Qué BELLEZÓN, tu madre! ¡¡¡IMPACTANTE!!!, dicho ésto, me encantan las joyitas que nos presentas, sobretodo la de marfil, pero lo de tu madre es...¡madre mía! ¡qué guapa!.

    ResponderEliminar

Entradas populares